La Amante

La Amante

“Soy hermosa, oh mortales, como un sueño de piedra,
y mi pecho en que todos encontraron su herida
nació para inspirar al poeta un amor
silencioso y eterno como lo es la materia.

Porque yo sé hechizar al amante y esclavo
con espejos purísimos que hacen más bello el mundo:
¡Estos ojos tan grandes de fulgores eternos!

– Charles Baudelaire –

Anuncios

Aquel mar que soñamos…

Aquel mar que soñamos...

¡Ese mar, vasto mar que consuela de todo!
¿Qué demonio dotó al mar, ronco cantante,
que acompaña a los vientos y al clamor de sus órganos,
del oficio sublime de arrullar nuestros sueños?
¡Ese mar, vasto mar que consuela de todo!

– Charles Baudelaire –

Flâneur

Flâneur

Pero yo, desde lejos, conmovido os vigilo,
voy siguiendo agitado vuestro paso inseguro,
casi como creyéndome vuestro padre, ¡oh prodigio!
Gozo ocultos placeres, lo cual nunca sabréis:

Veo cómo florecen las antiguas pasiones;
vivo días perdidos, luminosos u oscuros;
vuestros vicios son goce en mi pecho sin límites
y con vuestras virtudes veo mi alma brillar.

– Charles Baudelaire –