Salomé

Salomé

Pobre Musa, ¿por qué te levantas así?
En tus ojos hundidos hay nocturnas visiones,
y descubro en tu cara, taciturnas y frías,
tantas huellas de horror, cuando no de locura.

– Charles Baudelaire –

Anuncios