Y tus palabras se las llevó el viento…

Y tus palabras se las llevó el viento...

Las palabras son tristes. Tienen miedo
a quedarse en palabras o en promesas
que lleva el aire como un beso muerto:
pobres palabras que el olvido entierra.

– Blas de Otero –

Anuncios